¡No más excusas! Como meditar todos los días

¿Cómo superar las dificultades para mantener una práctica de meditación diaria? En el artículo de hoy quiero comentarte sobre como meditar, y cómo sentirte motivado para hacerlo.

Has llegado a casa después de un largo día. Aunque aparentemente ya se ha acabado tu trabajo, aún tienes responsabilidades que cumplir: atender a la familia, encuentros sociales, hacer una cena bien sana, y otra serie de tareas pendientes. Entonces esto de encontrar un tiempo para meditar puede parecer un lujo que no te puedes permitir.

Pero como tú, hay un sinnúmero de personas en el mundo que mantienen una práctica meditativa a pesar de las responsabilidades que tienen. Entonces… ¿Cómo es que no encuentras ese tiempo para meditar, si hay tantas otras personas que sí lo hacen? Creo que es cuestión de prioridad, y de darte cuenta de que meditar es una práctica simple y que requiere muy poco tiempo.

Imagen relacionada

NO SÉ COMO MEDITAR

Con el fin de disfrutar la práctica, tenemos que descubrir el tipo de meditación que nos da placer. Esto nos puede tomar algo de tiempo. Así como cuando tocamos el piano por primera vez no escuchamos una hermosa melodía, en la meditación debemos estar dispuestas a invertir tiempo en averiguar el tipo de práctica que mejor se adapte a nosotras, a fin de poder experimentar sus beneficios.

Motivación
Tu primera motivación para meditar puede provenir de lo que has escuchado de los demás. Tal vez algún amigo te habló sobre el tema, o quizás leíste un estudio científico que hablaba de los beneficios de la meditación, o puede que hayas leído o visto que personas que admiras meditan. Y si aún te falta inspiración, aquí te dejo 9 razones por las que debes comenzar a meditar:

Resultado de imagen para no se como meditar
Cualquiera que sea tu motivo, la finalidad es sentirte bien. Aunque el “sentirte bien” quizás no venga de forma inmediata, con la práctica de una meditación constante estoy segura que verás grandes cambios.

Como meditar
No hay una manera “correcta” de meditar. Esta práctica se extiende durante miles de años, y es probable que hayan tantos estilos de meditación como meditadores. Encontrar lo que funciona para ti será una práctica de prueba y error. Por ejemplo, hay personas que tienen una “mentalidad científica”, por lo que buscan una forma de meditar basada en alguna investigación. Hay muchos estudios realizados en este tema, y puedes averiguar qué técnica de meditación se ha usado en alguno que te haya perecido interesante.
Otras personas sin embargo, disfrutan de la meditación en grupo, en seminarios o en retiros. Como mismo muchas de nosotras preferimos ir al gimnasio acompañadas, hay quién prefiere usar alguna técnica de meditación en grupo en vez de hacerlo sola. En este caso el contratiempo sería encontrar a otra persona (u otras) para poder llevar a cabo tu práctica diaria. Mi consejo personal es que no dependas de nadie para meditar (¡ni para ir al gimnasio!).
Aquí te dejo unos enlaces un documental en 4 partes en YouTube para que puedas ampliar un poco más tus conocimientos de como meditar.
Como meditar Parte 1
Como meditar Parte 2
Como meditar Parte 3
Como meditar Parte 4

NO ME SIENTO MOTIVADA PARA MEDITAR

Una forma de aumentar nuestra motivación para meditar es establecernos unas metas firmes. Necesitas un convincente “por qué” detrás de tu práctica diaria. Por ejemplo, los emprendedores se pasan trabajando y estudiando muchas horas al día, sin tener “trabajo estable”, porque confían en su proyecto y están seguros de que su idea valdrá la pena. Está viva la esperanza de poder experimentar algo mucho más grande más adelante, aunque se disfrute el camino, por supuesto.

Encuentra tus “por qués”
Entonces, ¿cuál es el “por qué” de tu meditación? Para mí la principal motivación fue pensar que meditar era un paso importante para la auto-transformación. Llevo un tiempo adentrándome en el mundo del crecimiento personal, leyendo, estudiando a personas inspiradoras, y si hay algo en lo que todos coinciden es en los beneficios de la meditación. Hoy en día tengo varios hábitos que hago diariamente, y cuando no tengo el tiempo o el ánimo para hacerlos todos, la meditación es algo que no dejo de hacer, pues me satisface sentirme en paz, con la mente tranquila y sin un montón de ideas en la cabeza, al menos durante los minutos que dura mi práctica.
Aunque tus razones sean otras, aunque aún no las tengas claras, te aconsejo que mantengas o comiences tu práctica diaria, y es posible que en la misma práctica encuentres la respuesta más grande a tu “por qué”.

Me cuesta trabajo
Si en un principio la meditación no te da el suficiente placer como para seguir, te aconsejo que seas paciente. Si intentas dejar de pensar y te cuesta trabajo, sé paciente también.
Mientras más practiques, más pronto te beneficiarás de la práctica.

Aquí te dejo un gráfico y un vídeo que te explican de forma sencilla el concepto de la persona que lo hizo, sobre qué es meditar. ¡Que lo disfrutes!

como meditar

COMO MEDITAR EN UN MINUTO

http://https://www.youtube.com/watch?v=7evHksiT1OQ&feature=youtu.be

¿Has meditado alguna vez? ¿Lo haces como práctica regular? ¿Tienes alguna duda sobre la meditación? Comparte tus comentarios o dudas conmigo y te responderé con placer.

Namaste

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *